Champagne

¡Salud! Es momento de chocar las copas

Chocar las copas, brindar, es el pacto que reúne las dos referencias ancestrales de familiaridad más grandes, la convivialidad y comensalidad. Y si bien, la elección de la bebida es libre, en México el consumo de vino continua creciendo, con alrededor de casi un litro per cápita anual, una categoría que no ha parado de crecer, según José de Jesús Olvera, Antropólogo de los Alimentos.

El experto dijo que “el brindar y tintinear de las copas es un ritual que surge en las celebraciones que invitan a la reflexión profunda de nuestra vida cotidiana, un respiro. Porque es regresar a nosotros mismos a través de lo que construimos en 12 meses, por ello es reflexivo, de regresar. Es una forma de hacer cultura porque es el momento idóneo de coincidir con el grupo que reafirma nuestros lazos”.

Para José, el último mes del año tiene una carga significativa de pertenencia, más allá de lo referente a la vida cristiana, porque nos reunimos alrededor de una mesa con alimento y bebida, algo que construye una convivencia para escuchar a los demás.

El brindis integra las diferencias. Es un constructor de comunidad, renovar y hacer perdurar a la misma. Es un ritual simbólico muy interesante porque es el momento de parar la batalla interna y construir”, destacó Olvera, tras señalar que un error del siglo XX y XXI es asumirnos como seres individuales, una construcción que está basada en la mentira, porque la vida de las personas siempre se ha construido en comunidad.

Y mientras que en México los aztecas tenían un calendario cuyo 21 de diciembre celebrara un ritual de maíz azul con pinole para Huitzilopochtli, en Europa los grandes imperios comenzaban a construir reglas de etiqueta entorno a beber. Inglaterra, Francia, Alemania e Italia imponían códigos de conducta, aunque con antecedentes de rituales griegos, romanos, celtas y egipcios. Al principio las copas eran de madera, posteriormente fueron de metal y actualmente son de vidrio.

De acuerdo con IWSR a decir del vino, los mexicanos estamos consumiendo alrededor de 750 ml, y aunque preferimos el vino tinto en un 64%, después se posicionan el blanco y el rosado. Nuestras preferencias están aún en el vino importado antes que en el de casa, y aún estamos lejos de alcanzar cifras como las del Vaticano, el país con mayor consumo de vino a nivel mundial, con 60 litros per cápita anual.

Sin embargo, y para el Consejo Mexicano Vitivinícola, A.C., la proyección de la demanda del mercado de vinos en México es latente, pues se estima que para el 2020 exista un consumo de casi 200 mil millones de litros de vino, de los cuales, casi un 50% serían nacionales. Pues en México contamos con regiones potencialmente productivas de la vid, como son, por orden del tamaño de sus hectáreas: Baja, California, Coahuila, Querétaro, Chihuahua, Aguascalientes, Zacatecas y Guanajuato.

Los expositores y productores de comida gourmet más destacados de México se darán cita en la edición 2017 de Expo Café & Gourmet Guadalajara, el encuentro más importante del mundo del café y los productos gourmet para la región Occidente, a celebrarse del 23 al 25 de febrero en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

Más informes en: http://www.cafeygourmet.com/

Advertisements