pan de jengibre

Pan de jengibre

El 21 de noviembre se celebra el Día del pan de jengibre, una deliciosa receta que inunda los hogares de espectaculares aromas y da inicio a las festividades navideñas.

Historia del pan de jengibre

Esta singular preparación tiene una larga historia y aunque se dice que los antiguos griegos y egipcios lo consumían con fines ceremoniales, fue hasta el siglo XI que apareció en Europa tras la llegada del jengibre desde Medio Oriente.

Una de las primeras recetas que se elaboró tenía como ingredientes almendras molidas, pan rallado rancio, agua de rosas, azúcar y jengibre, todo esto prensado en moldes de madera. Y fue en el siglo XVI que los ingleses sustituyeron el pan rallado por harina, huevo y edulcorantes que permitieron hacer un producto más ligero.

Con el paso de los años este pan se popularizó al grado de convertirse en una muestra de amor y hoy en día, se considera una forma de arte en muchos países de Europa donde incluso se exponen moldes antiguos.

Esta receta que ha sobrevivido al paso de los años sigue manteniendo su esencia, sin embargo, la nobleza y versatilidad de sus componentes han permitido experimentar con nuevos ingredientes y especias que resaltan sus sabores, tal es el caso de la canela, el cardamomo, el anís o algunos frutos como la manzana, el limón, la mandarina, entre otros.

No te quedes con las ganas de celebrar el Día del pan de jengibre y prepara una de estas deliciosas recetas:

Pan de jengibre con glaseado de queso crema

INGREDIENTES

Para el pastel:

  • ½ tz. de Mantequilla Lyncott (temperatura ambiente)
  • ½ tz. de azúcar regular
  • 2 huevos
  • ¼ tz. de miel de caña o melaza
  • 1 cdta. de extracto de vainilla
  • 2 tzs. de harina
  • 1 cdta. de bicarbonato de sodio
  • 2 cdtas. de jengibre molido
  • 1 cdta. de canela molida
  • 1 pizca de nuez moscada molida
  • ¾ cdta. de sal
  • ¾ tz. de Leche Entera Lyncott

Para el glaseado:

  • 230 g de Queso Crema Neufchâtel Lyncott (temperatura ambiente)
  • ½ tz. de Mantequilla Lyncott
  • 1 cdta. de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 3 ½ tzs. de azúcar glass
  • Ralladura de mandarina

PROCEDIMIENTO

1.    Precalienta el horno a 160º.

2.    Con ayuda de una batidora integra la mantequilla con el azúcar. Añade los huevos, la miel de caña y vainilla. Sigue batiendo hasta que se integren perfectamente.

3.    En un recipiente hondo, tamiza los polvos: la harina, bicarbonato de sodio, jengibre, canela y nuez moscada. Añade un poco de sal.

4.    Agrega ¾ de taza de leche a la preparación anterior y mezcla hasta que se haga la masa.

5.    Unta con mantequilla un molde para panque y enharínalo. Vierte la masa y lleva al horno por 45 minutos aproximadamente. Una vez frío retíralo del molde y reserva.

6.    Para la cobertura, agrega en un bowl el queso crema, la mantequilla, la vainilla y una pizca de sal. Bate los ingredientes y cuando comience a suavizar añade el azúcar glass a la mezcla sin dejar de mover.

7.    Cubre el pan con el glaseado de queso crema, agrega la ralladura de mandarina y corta en rebanadas.