Tequila Cazadores Añejo Cristalino

Tequila Cazadores Añejo Cristalino | El viaje Parte 1

Hace poco tiempo fui invitado a Arandas, Jalisco para conocer el proceso de elaboración del Tequila Cazadores Anejo Cristalino y fue una experiencia muy completa. Aquí te platico todo.

Iniciando el Viaje

La experiencia de probar y conocer el proceso de elaboración del Tequila Cazadores Añejo Cristalino comenzó en Tlaquepaque, Jalisco. Nos esperaba una agradable recepción en el restaurante Casa Fuerte (Calle Independencia 224, San Pedro Tlaquepaque), uno de los lugares de tradición en la zona y que cuenta con espacios muy agradables

Una vez que nos reunimos los invitados, llegaron diversos platos a la mesa para compartir, desde guacamole, cortes de carne, camarones y más, siendo un verdadero banquete.

Posteriormente nuestra anfitriona y guía, Tania Oceguera nos comenzó a platicar a cerca de las características del Tequila Cazadores Añejo Cristalino, el cual es brillante y transparente debido a su proceso de filtración lento y cuidadoso, donde se remueve el color y se conservan las características de un tequila añejo, manteniendo notas a madera tostada y a su vez se resaltan las notas de nuez, almendras y manzana. Para degustarlo nos invito a tomar un trago y después probar una rebanada de toronja con azúcar morena, el sabor fue delicioso porque el tequila es cremoso, vale la pena que lo pruebes así.

Una vez que terminamos nuestra comida, paseamos en la zona y com postre nos lanzamos por unas nieves de garrafa. De ahí fuimos a registrarnos al Hotel Quinta Real donde pasaríamos la noche para partir temprano hacia Arandas, pero antes tendríamos una cena especial.

Tequila Cazadores Anejo Cristalino

La cena y los cocteles

Después de descansar un rato, nos alistamos en el lobby del hotel iniciando con un coctel preparado con Tequila Cazadores Blanco, para partir hacia una cena maridaje en el restaurante Anita Li (Av. Inglaterra 3100, Col. Vallarta Poniente).

Tequila Cazadores Anejo Cristalino

Ya ubicados en el restaurante el cual es uno de mis favoritos en la ciudad por ese concepto ecléctico con su mezcla de lo asiático, lo mediterráneo y lo mexicano. Nuestro primer tiempo fue un Carpaccio de Calabacitas y un Taco Tropical de camarones empanizados con salsa de piña sobre una rodaja delgada de jícama, como tortilla. Para acompañar, un coctel de Tequila Cazadores Blanco con jugo de maracuyá y jugo de limón.

Tequila Cazadores Anejo Cristalino

El Segundo tiempo fue un Solomillo Porcini, que es un centro de filete al grill, puré y chips de camote con salsa de hongo porcini y aceite de trufas, para acompañar un coctel de Tequila Cazadores Reposado con jugo de piña y limón amarillo con jarabe de canela.

Tequila Cazadores Anejo Cristalino

Para el tercer tiempo podía escoger entre un Mousse de Limón con frutos rojos y puré de cáscara de limón y esperas de amareto.

Tequila Cazadores Anejo Cristalino

Yo opté por el Crocante de Cajeta, un helado de vainilla con una base de pan crujiente, con queso crema, cajeta, nueces caramelizadas con frutos rojos que estaba delicioso, acompañado de un Tequila Cazadores Añejo con una rodaja de naranja con canela.

Tequila Cazadores Anejo Cristalino

Pero como la noche era joven aún, después de la cena partimos hacia el bar Fat Charlie de mi amigo Oscar Becerra donde disfrutamos de unos cocteles para cerrar un gran día.

Quizá te interese leer: Bartenders para no bartenders con Oscar Becerra

Pero en la siguiente entrega te platicaré más de esta agradable experiencia de Tequila Cazadores Añejo Cristalino | El viaje Parte 2


¿Ya probaste el Tequila Cazadores Añejo Cristalino? Cuéntame tu experiencia.

Y para ver que es lo que come este #Tragón día con día te recuerdo seguirme en FacebookYouTube, Snapchat, Pinterest, Twitter Instagram como @DiarioTragon