Maru Toledo presenta su nuevo libro – Pica y Sabe… ¡Lástima que se Acabe!

Maru Toledo presenta su nuevo libro – Pica y Sabe… ¡Lástima que se Acabe!

Teniendo como escenario la majestuosa Capilla del Museo Pantaleón Panduro en Tlaquepaque, la investigadora gastronómica Maru Toledo presentó su nuevo libro – Pica y Sabe, ¡Lástima que se Acabe! -, dedicado a descifrar las salsas y chiles de mesa de Jalisco y en la que se menciona y promueve, entre otros ingredientes, el chile Yahualica, que recién obtuvo la Denominación de Origen a principios de 2018.

Pica y Sabe

 

Ante medios de comunicación, estudiantes de gastronomía, chefs e invitados especiales, la investigadora gastronómica Maru Toledo, ganadora de la Medalla al Mérito “Ricardo Muñoz Zurita”, compartió su entusiasmo porque en ésta, su vigésimo segunda publicación continúa promoviendo al “chile Yahualica” ahora en diversas recetas y usos, con o sin semillas, crudos o asados, resaltando así su gran aportación a la cocina jalisciense.

Me da un gusto enorme que antes en mis recetarios yo ya decía ‘chile Yahualica’ porque era mi convicción, y ahora que le dan la Denominación de Origen y que se anuncia que ya podemos decirle ‘chile Yahualica’ aunque no mencionemos nada más, porque ya sabemos cuál es, me doy cuenta de que me adelanté unos cuantos años, ¡y qué merecido se lo tenía!”, expresa Maru Toledo, quien compartió la manera de identificar al auténtico chile de árbol Yahualica: en el mercado siempre buscar que tenga cabito y que su color sea muy intenso.

Pica y Sabe… Lástima que se Acabe

Pica y Sabe

Por otro lado, nosotros normalmente utilizamos la palabra chiles y la palabra salsas como si fuera lo mismo y para nosotros en esta zona urbana así es. Les cuento que en el andar de  tantos años la gente me enseñó que hay una gran diferencia: cuando decimos que vamos a preparar un chile de molcajete es el que tiene como entrada: la sal, si quieren ajo o no, si quieren semillas o no, enseguida el chile y agua, hasta ahí. Eso es un chile. Algunas ocasiones como que aceptan que se  le ponga alguna que otra hierbita para darle un sabor diferente, como un retoño de guaje o un pedacito de estafiate, todo esto se muele, se agrega al agua y se acabó. Pero en el momento en el que interviene un tomate o un jitomate, crudo, asado, sancochado o como quieran, en ese momento ya no es un chile, ya es una salsa. Y eso para muchas personas en la ciudad es lo común, pero en muchos lugares (de Jalisco) nos hacen notar la diferencia, explica Maru Toledo.

Durante la presentación se agradeció al Municipio de Tlaquepaque su apoyo para la realización del evento en este recinto de valor patrimonial, que además cuenta con el último mural realizado por el maestro Guillermo Chávez Vega, llamado “Alegoría por la Paz”.

Pica y Sabe

De igual forma, se dio un agradecimiento público a los patrocinadores Quesos Navarro, Nuestros Dulces, Tequila Afamado y Décimo Arte, cuatro empresas orgullosamente mexicanas que apoyaron para la impresión de mil ejemplares de esta obra. Se les agradeció su confianza y su compromiso en la difusión y promoción de la cultura y la investigación gastronómica de Jalisco y de México.

En el presídium, además de la autora, estuvieron el cronista y escritor Juan José Doñán y el chef Ariel Hermosillo, chef propietario de Catrina Eventos y conductor del programa “Entre Fogones” de Radio Mujer Promomedios.

Pica y Sabe

“A Maru Toledo le debemos muchas cosas, entre otras, el ayudar a poner en el nivel que se merece la cocina regional, la cocina de esta parte del mundo, que tiene sus raíces antes de que Jalisco existiera como Jalisco. Jalisco como tal se constituyó en 1824, pero los tapatíos, los tlaquepaquenses, los tonaltecas, existían desde mucho antes y desde luego ya hacían el ejercicio de ‘mover el bigote’, que consiste en comer”, comentó el cronista Juan José Doñán.

“Maru nos recuerda también una de las señas de identidad de lo que es ‘ser y estar en México’, que es, precisamente, cómo se come, con qué se come, qué cosas se comen y cómo se enriquece la comida. Comer y comer bien forma parte de la vida, se podría decir que es una de las formas de la felicidad. No es solamente quitar el hambre, sino llegar a lo que sería el hacer de este ejercicio de nutrirnos algo hedonista, recreativo, placentero, que además crea adicción entre los golosos y glotones”, añadió el también autor, quien recomendó conseguir este libro, además, porque la autora recurre a fuentes históricas y arqueológicas de los primeros cronistas que hablan de cómo vivían los naturales en Jalisco.

Finalmente, el chef Ariel Hermosillo resaltó la importancia de que los cocineros y estudiantes conozcan y dominen la cocina en el estado, ya que así como en la academia cuando se estudian las bases de la Gastronomía se enseña la terminología clásica y francesa, por ejemplo, en este libro la autora dedica un espacio para dar a conocer la terminología de las diferentes técnicas de elaboración en Jalisco, desde asar, martajar, machacar, dorar o metatear, y todo ello es parte del conocimiento que se debería privilegiar.

“Maru Toledo es un referente, una persona incansable en la investigación de nuestra cocina de Jalisco. Cuando le preguntas a muchos tapatíos que digan el nombre de platillos típicos de Jalisco, la gran mayoría contestan tortas ahogadas y carne en su jugo, y sí, estos ya forman parte de esos platillos típicos, pero de la historia reciente. Entonces Maru nos hace abrir los ojos y a partir de sus investigaciones, de documentarlo y cocinarlo, de que la cocina de Jalisco es muy rica no sólo en sabor, sino vasta en cantidad de preparaciones, técnicas y platillos, tanto como la cocina de Puebla o de Oaxaca. Podríamos decir que estaba en peligro de extinción si no fuera, por ejemplo, por el trabajo de Maru”, consideró el chef.

Quizá te interese leer: El Chile de árbol en Yahualica

Al final de la presentación, Maru Toledo y sus Mujeres del Maíz ofrecieron una degustación de salsas y chiles de mesa de su nuevo libro, mientras que los patrocinadores dieron degustación de productos orgullosamente jaliscienses: quesos, crema, tequila y dulces.

El libro – Pica y Sabe, ¡Lástima que se Acabe! -, de Maru Toledo, se puede conseguir en la Pastelería Monique, Av. Unión 410, esquina Montenegro, Guadalajara, o a través de mensajes privados en su fanpage www.facebook.com/MaruToledoVargas.

Para más información visita:
Facebook:/MaruToledoVargas
Sitio web: www.marutoledo.wordpress.com


IMÁGENES CORTESÍA DE ARELI ÁVILA