La comida callejera y Callejón 56

La comida callejera y Callejón 56

Si vas por la calle, sobre la acera, entre los puestos del mercado, por las colonias o algún otro lugar urbano te encontrarás con la inigualable comida callejera; donde las elaboraciones son desde sencillas hasta complejas, sus aromas y sabores dulces, salados, amargos y picantes, así como la forma de comerlos y donde se sirven, desde un plato hasta una bolsa, son tan variados que sorprenden hasta al comensal más experimentado.

De Bangkok a México, de China a Brasil, es común encontrar este tipo de cocina a la vuelta de la esquina, ofreciendo saciar el hambre y una experiencia increíble para el paladar. Es el corazón y la esencia de la gastronomía local.

La comida callejera en México

El primer registro de actividad de la comida callejera en México fue a partir del siglo XIX. Al comienzo de la colonización ya se veía por las calles que se vendían tortillas dobladas con queso y con un guiso, de donde resulta la eterna discusión de si es quesadilla con o sin queso.

Se puede definir a la comida callejera como una expresión de la comida tradicional popular, puede convocar a todas las edades y a todos los estratos sociales. Esa que siempre seguiremos eligiendo sobre otras tendencias como la comida rápida, porque es lo que es nuestro y por años hemos heredado.

Los Callejones

En México existen diversos lugares que se caracterizan por tener magia, ser atractivos para los turistas o que simplemente fascinan por las historias de los lugareños.

Podemos decir que un callejón es aquel pasillo estrecho y alargado que existe entre dos lugares, pero esta definición no logra encerrar todo lo que un callejón puede ser, va más allá de lo que una estructura textual puede explicar; algo más complejo, un símbolo y una identidad cultural que marca la diferencia en un mismo espacio. Aquí tenemos algunos de los más representativos del país.

El callejón de aguacate en la Ciudad de México, en Coyoacán, es uno de los lugares con más tradición. Se dice que un militar vivía en ese callejón y que un niño se sentía atraído por su resplandeciente uniforme, este siempre quería jugar con el. Malhumorado y harto del pequeño, el militar ahorcó al niño. Se dice que hoy en día se pueden escuchar los últimos suspiros del pequeño o que incluso se le puede ver.

Seguramente el callejón del beso en Guanajuato es el que muchos románticos quieren visitar. En Puebla está el callejón de los sapos, uno de los más hermosos del país; su nombre no viene de una gran leyenda, solamente lo recibe porque en el pasado el río San Francisco hacía que el callejón se inundara y se llenara de sapos.

Callejón 56

Es un restaurante único e inigualable, puesto que toma la esencia de esta cocina y la adapta al mercado para que puedas disfrutar de los beneficios de tener una gastronomía tan variada y deliciosa.

Callejón 56 es el único que te enamorará con su gastronomía, te seducirá con sus sabores y te atrapará con su equipo de trabajo, cuenta la leyenda que las mejores historias de barrio provienen de este lugar, sin duda alguna el callejón más hermoso, auténtico e impredecible de México es este.

Sin duda alguna es una cocina que atrapará a propios y desconocidos, cocina inquieta para apetitos serios.

Visítalo del 30 de abril al 11 de Mayo de 2018
Anillo Perif. Sur Manuel Gómez Morín 8100,
Santa María Tequepexpan, Tlaquepaque, Jal.

Facebook: Callejón 56

Instagram: Callejon_56